Google+ El Malpensante

Iceberg

Las peores películas de todos los tiempos

¿A quién condenaríamos si llevaramos a cabo una inquisición cinematográfica?

Cuando sepan de lo que voy a hablarles, ustedes dirán que se trata de una empresa imposible, y es bastante seguro que no se equivocan. Sólo que si no nos atreviésemos a acometer aquello que en un principio parece imposible... ¿qué nos quedaría sino vegetar?

Rolf Giesen y Ronald H. Hahn son dos cinéfilos alemanes que un buen día decidieron hacer un libro de consulta, documentado y serio, estableciendo el repertorio de las peores películas de todos los tiempos. ¡Imposible!, dirán ustedes (ya les avisé), pero lo cierto es que la idea se les había metido entre ceja y ceja, así que pusieron manos a la obra, y aun cuando no lograron que fuese exhaustivo, el resultado se deja ver. Ese libro acaba de publicarse en Alemania.

Por supuesto, no voy a perder el tiempo aquí resaltando que en él están recogidas prácticamente todas las películas espantosas de, por ejemplo, Ed Wood, o las de Jess Franco, que no son menos malas, para decirlo sin andarnos por las ramas. Lo que resulta ya un poco más discutible es aseverar que todas las producidas por Dino de Laurentiis pertenecen al género pésimo, si bien los argumentos esgrimidos por los autores no son de desdeñar, y sus ejemplos resultan (sin ir más lejos La Biblia, con todo y dirigirla John Huston) inapelables.

Ni voy a perder el tiempo contando que las dos versiones de Los diez mandamientos de Cecil B. de Mille forman parte de un ilustre repertorio de superproducciones a cual más pior, como diría Cantinflas, y entre las que figuran otro B. de Mille (Sansón y Dalila) así como Cleopatra de Joseph L. Mankiewicz con Elizabeth Taylor y Richard Burton, La más grande historia jamás contada de George Stevens, Rey de reyes de Nicholas Ray (donde la coproducción española se documenta con la actuación de Carmen Sevilla en el papel de María Magdalena) y, last but not least, La última tentación de Cristo, la controvertida cinta de Martin Scorsese.

Es decir, que de esas que los alemanes llaman donosamente Sandalenfilme, o sea: películas de sandalias —por el calzado que deben usar congruentemente sus intérpretes—, pues casi ninguna se salva de la quema. Y en realidad estoy bastante de acuerdo con el criterio de los inquisidores.

Tampoco habría mucho que oponer a la inclusión en este Índex de algunos bodrios tales como La condesa de Hong Kong, aunque la firme Chaplin; o Zabriskie Point, por muy Antonioni que fuese...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ricardo Bada

Escribe para el diario El Espectador

Julio de 2003
Edición No.47

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores