Los hombres, ganarían una fortuna vendiendo todos los aretes que se pierden en sus camas.”

Publicado por Yhonathan Virguez Rodríguez